Liceo Nuevo Chile

Escuela de Música

ESCUELA DE MÚSICA Y DANZA ANCESTRAL

 

Una Escuela de música con sonido propio

“Explorar las raíces de la música nacional y latinoamericana  es parte de la recuperación de nuestra identidad. Conocer la génesis de los instrumentos, la canción del folclor, es penetrar en lo profundo de una cultura y recrearla. Es estudiar la historia a través del juglar, del poeta, del artesano, del trovador; seres humanos comunes siempre olvidados, pero siempre sabios y soñadores. Así se hace la melodía y vibración de futuro, construyendo el presente, fortaleciendo el espíritu milenario de los Andes, cuna de paz para la humanidad”

PEI del Liceo Nuevo Chile

 Por: Alfredo Suárez Fonseca

Entre bombos, guitarras, zampoñas y quenas, todos los sábados muy tempranito se abren paso los “profes” de la escuela de música Schilenkha, proyecto del Liceo que lleva muchos sábados trabajando, son ya alrededor de siete años musicalizando y enriqueciendo la vida de todos aquellos que por fortuna llegan a sus aulas.

 El Liceo Nuevo Chile siempre ha tenido como banderas el arte y la cultura latinoamericanos y en este afán de difundir todo lo nuestro, el folclor, la cultura, las costumbres, etc., creó la Escuela de Música Schilenkha como una forma de acercarse y abrir sus puertas a la comunidad, teniendo como propósito  fundamental explorar, afianzar, profundizar y despertar las cualidades artísticas y musicales de los y las  estudiantes del Liceo y de las personas allegadas al entorno de esta comunidad educativa.

 En la Escuela de Música Schilenkha se recoge la esencia del plan educativo del Liceo, pues se convoca a los niños y niñas a apropiarse de una nueva cultura de vida, rescatando al ser humano que sueña, ama, vive creando y recreando su entorno social y ecológico, apartándose de falsos conceptos de modernidad y progreso para encontrarse en caminos pedagógicos donde el arte, la ciencia y el afecto nos permiten crecer humana, intelectual y espiritualmente.

 En la escuela hay conformados varios grupos dependiendo la inclinación o gusto de cada niño o niña, instrumentos como la quena, zampoña, guitarra y la técnica vocal, hacen parte de los conciertos semanales, allí logramos enriquecer nuestra discoteca con las grabaciones más importantes del folclor andino y también los CDS de algunos de nuestros compañeros profesores que son el testimonio de su amplia experiencia musical. Además, todos los fines de semana se realizan ferias, en las cuales podemos encontrar una serie de detalles y curiosidades que están al alcance de todos; instrumentos musicales, adornos, manillas, sorpresas y otras cositas lindas complementan esta feria que está al alcance de sus manos.

 Así pues, nuestra escuela musical acoge niños y niñas  desde los cuatro años hasta los ochenta, llevándolos a explorar los maravillosos caminos de la música al interpretar un instrumento musical o al cantar y soñar en la gran experiencia del concierto anual en donde compartimos esto de “vivir” la música con nuestros amigos y familiares. Entonces sentimos realmente, lo grandioso que es formar parte de esta familia musical, de esta familia Schilenkha.

Creación colectiva, estudiantes de la Escuela de Música Schilenkha.    

“Me imagino lo que canto, siento mucha emoción y alegría, me identifico con la música”

La escuela de Música, es única en Bogotá, donde aprendemos muchas cosas: a tocar diferentes instrumentos de la cultura indígena a rescatar sus valores a convivir en paz y a trabajar en equipo con responsabilidad.

No perdemos el tiempo los sábados viendo televisión, lo dedicamos a cantar, tocar instrumentos  que nos comunican sentimientos, pasiones, emociones incomparables.

 Es un espacio para sacar ese niño, esa niña, que todos llevamos dentro, nos divertimos, pasamos un rato feliz.

 Todos y todas hemos notado que varios de nuestros compañeros y compañeras que tenían dificultades para relacionarse con las otras personas, han avanzado notoriamente, ahora son seres sociables, generosos, comprensivos y colaboradores, capaces de desenvolverse y trabajar en equipo.

 A nuestras familias, les pedimos que nos apoyen, trayéndonos a tiempo a la escuela, ya que sentimos que este es un espacio, que nos ayuda a desarrollar nuestra inteligencia, a educar el oído, a manejar el silencio a crecer con excelentes calidades humanas,

Que pesar que hay muchos amigos y amigas que se pierden de algo muy chévere al no venir los sábados.

 

Deja un comentario